Este espacio es un lugar de reflexión acerca de la violencia sexista y una propuesta de recuperación de las mujeres víctimas a través del empoderamiento. Sin embargo, el proceso de empoderarse podemos llevarlo a cabo todas las mujeres para continuar nuestro crecimiento en una sociedad en la que aún hay que trabajar por la igualdad (equidad) efectiva de hombres y mujeres.



Compartiré información útil que he ido recopilando y agradezco las aportaciones que desees hacer, ya sea en forma de comentarios, bibliografía o experiencias personales. (e-mail: paris.france1@yahoo.fr )



COMPARTIR nos enriquece y fortalece a todas.






Violencia contra las mujeres


La violencia contra las mujeres continúa siendo una epidemia global que mata, lastima y perjudica física, psicológica, sexual y económicamente a millones de mujeres de todas las edades. Para decirlo alto y claro: es una violación de los derechos humanos negarle a las mujeres la igualdad, la seguridad, la dignidad y las libertades fundamentales.



Este tipo de violencia está presente en todo el mundo; no hay un solo lugar que pueda decir que está libre de este grave problema social, más allá de diferencias culturales, religiosas, de educación o de nivel económico. Aún las sociedades más avanzadas que en la letra de la ley garantizan a las mujeres todos los derechos y tienen leyes específicas contra la violencia de género, tienen la asignatura pendiente de hacerlas cumplir en los hechos, en la transgresión cotidiana que se da en muchos hogares, que aún es aceptada mediante el silencio cómplice de muchas personas. Los niveles de tolerancia social son aún demasiado elevados hacia un problema del cual vemos sólo “la punta del iceberg”



Según la Declaración de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Resolución de la Asamblea General, de diciembre de 1993: “La violencia contra las mujeres es la manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre los hombres y las mujeres, que han llevado a la dominación y la discriminación contra las mujeres hecha por los hombres y a la evitación del completo avance de las mujeres…”.



Asimismo, la Organización Mundial de la Salud, que desde hace años viene denunciando la violencia contra la mujer como un problema de salud prioritario, pide en su Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud (2002) “Integrar la prevención de la violencia en las políticas sociales y educativas y promover además la igualdad entre los sexos y la igualdad social” (Recomendación 6)


Ya es hora que tomemos conciencia de que esta no es una cuestión privada que le pasa a otros detrás de las paredes de su casa, es un problema que nos compete a todas y todos como integrantes de esta sociedad, y como testigos que estamos siendo del dolor ajeno. Debemos aunar esfuerzos y hacer oír nuestra voz para seguir trabajando aliviando el sufrimiento de las mujeres víctimas, y también para educar, movilizar conciencias y sensibilizar sobre este tema a todo el que todavía no haya abierto su mente y su corazón.


***


* BIENVENIDA * BENVINGUDA * BENVIDA * ONGI ETORRI * WELCOME * BIENVENUE *

ESTEREOTIPOS SEXISTAS Y VIOLENCIA DE GÉNERO


La socialización enseña la violencia de género mediante la misoginia y las creencias sexistas.
La misoginia representa el odio y el miedo a las mujeres.

El sexismo es un conjunto estructurado de creencias compartidas dentro de una cultura acerca de los atributos que deben poseer los hombres y las mujeres. Se define como una actitud dirigida a las personas en virtud de su pertenencia a un determinado sexo biológico en función del cual se asumen diferentes características y conductas que le corresponden a cada sexo y que describen a hombres y mujeres.
Los estereotipos sexistas no sólo describen las características asignadas a cada sexo, sino que también las prescriben, o sea, que imponen cuales son los sentimientos, emociones, conductas o actividades que puede desempeñar cada sexo. Segun el pensamiento sexista, a la masculinidad le corresponde la fuerza, la dominancia, el control, la inhibición de los sentimientos y de la empatía, la independencia (el-ser-para-sí-mismo).

Los valores de la feminidad son la sumisión, la debilidad, la sensibilidad, el afecto, la empatía, el cuidado de los demás (el-ser-para-otros). Cada sexo puede sentir y expresar las emociones prescriptas y tiene prohibidas las del otro. (Alberdi, 2002)


Además, la distribución de tareas para cada sexo que propicia la división del espacio en "público" y "privado" como ámbitos que deben estar separados, garantiza y perpetúa la supremacía masculina, favoreciendo la discriminación de las mujeres por razón de género.
Los estereotipos de género sientan las bases para el desequilibrio de poder que se plantea en la relación de pareja, porque los comportarnientos son regulados por esta normativa cultural que legitima el uso de la fuerza como instrumento de poder. (UNIFEM,2000)

Los estereotipos de género pueden ser entendidos como los mitos que compartimos en nuestra cultura y una de las características del mito es su resistencia al cambio y a las explicaciones racionales. Un mito no es más que una creencia, pero formulada de tal manera que aparece como una verdad y es expresada de forma absoluta y poco flexible. Este tipo de creencias suelen poseer una gran carga emotiva, y ayudan a crear y mantener la ideología del grupo.
En el caso de la violencia de género, los mitos cumplen las siguientes funciones:

a. culpabilizan a la mujer ("ella lo provoca")
b. naturalizan la violencia ("hay que aguantar”, "si te cela es porque te quiere", "el que te quiere te hará sufrir")
c. impiden a la víctima salir de la situación (creencias románticas acerca de la familia, el amor, la maternidad)

Es necesario destacar que los estereotipos influyen en el procesamiento de la información y esto afecta a las percepciones y las interacciones, teniendo importantes implicaciones para nuestra conducta hacia los miembros del grupo estereotipado.
Los estereotipos también influyen en las dinámicas de poder. La cuestión del poder como ya se explicó, tiene un peso muy grande en la perpretación de violencia de género. Cuando un hombre siente que pierde poder o control puede usar la violencia o la amenaza para mantenerlo. (Hamilton & Sherman, 1994). Múltiples estudios señalan la vinculación entre los estereotipos rígidos de género y la perpretación de violencia. (Schissel, 2000; Schmidt et al, 2007; Moore et al, 2008)

Superar las creencias sexistas y los estereotipos de género es requisito imprescindible para erradicar la violencia, por eso son tan importantes las técnicas e intervenciones que enfatizan la reelaboración de la identidad masculina en los niños, jóvenes y adultos y la educación de niñas y niños en igualdad de valor..

Dibujos: Alecus, Kalvellido

MEJOR UN HOMBRE CUIDADOR QUE UN HOMBRE "DE CUIDADO"

MUJERES HUMANAS, MUJERES DIVINAS

NO TOMES LO HABITUAL COMO NATURAL, PIDE AYUDA

EN LA VIOLENCIA SEXISTA LOS NIÑOS TAMBIÉN SON VÍCTIMAS

NO A LA VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS Y NIÑAS

REPITO: NO A LA VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS Y NIÑAS

"Contra la Injusticia": NO A LA VIOLENCIA INFANTIL...¡¡¡¡¡: " UN NIÑO LE DIJO A SU MADRE: MAMI HE PINTADO TUS SABANAS BLANCAS CON TU LÁPIZ DE LABIOS.LA MADRE ENFADADA GOLPEO ..."

IGUALDAD PARA LAS INVISIBLES

HAY QUE CAMBIAR ESTO: Campaña POR SER NIÑAS

OPORTUNIDADES PARA LAS NIÑAS!

LAS AMIGAS CURAN

ME DECLARO VIVA

CUIDEMOS LA TIERRA QUE HEREDARÁN NUESTROS HIJOS *Severn Suzuky

Loading...

Videos contra la violencia sexista y a favor de la igualdad

Loading...

La imagen del Fénix



El Ave Fénix es un ave mitológica que volvía a renacer de sus propias cenizas; ha sido un símbolo del renacimiento físico y espiritual. Poseía varios dones, como la virtud de que sus lágrimas fueran curativas.

http://4.bp.blogspot.com